¿Eres un moderno y te gusta el fútbol? ¡Hay un bar para ti!

Llevas barba, calcetines de cactus, presumes de cada aguacate que comes y si no fuera porque no tienes ni una dioptría te comprarías unas gafas bien redondas: admítelo, eres un moderno. Pero te gusta el fútbol y no encuentras un bar con suficientes palés, macetas con aloe vera o comida de fusión digna de tres stories. No pasa nada, te cubrimos.

Existen los bares para hipsters amantes del fútbol, y nosotros te lo demostramos.

En Gràcia, ¿cómo no?, está el Bar La Rovira

El barrio de por sí ya te gusta, lo sabemos. La meca de los modernos de Barcelona tiene ese aire vintage, auténtico, de pueblo pero urbano, con más bicis por metro cuadrado de las que tus ojos pueden abarcar. A nosotros también nos encanta.

Y es en ese entorno que ya te hace torcer el bigote para esbozar una sonrisa que encontramos el Bar La Rovira. Pequeño y acogedor, con luz tenue y cada mesa distinta de la de al lado -pero todas de madera, faltaría más. Justo al lado de la plaça Rovira i Trias, donde apenas hay coches, donde los vecinos todavía se encuentran tomando el vermut, puedes gozar de una carta de bocadillos planchados espectacular mientras celebras los goles -mayoritariamente del Barça, ¿qué esperabas?, estás en Barcelona.

Vale, con lo de los bocadillos planchados te has echado atrás, pero espera, no te vayas todavía. En La Rovira han conseguido innovar en el mundo del bocadillo mezclando sabores que no te esperas y que, ¡oh, sorpresa!, funcionan a la perfección. Además, querido moderno, tienen una gran variedad de cervezas artesanas que te va a tener mirando más a la pizarra que a la pantalla: ojo, no te pierdas el partido.

De meca en meca y tiro aunque no sea en Chueca (porque el restaurante Rucho está en Lavapiés)

Sabemos que conoces todos los sitios de brunch con música indie de cantautor en directo de Lavapiés pero, ¿sabes dónde ver el fútbol en este barrio de Madrid? En el restaurante Rucho, claro.

Ay, ay, ay, muchacho, ¿no lo conoces todavía? ¡Pero si este local tex mex especializado en burritos es lo mejor! Con una decoración minimalista-nórdica pero llena de colores vivos y -esto te va a encantar- mesas comunitarias, en el Rucho tienes una infinidad de combinaciones de burrito donde elegir. Elige el tipo de tortilla, el tipo de carne y el tipo de aderezo -no tardes mucho, que tu equipo acaba de marcar y casi te lo pierdes.

Y claro, como no podía ser de otro modo en Lavapiés, hay una opción vegana que haría que el mismísimo coronel Kentucky se planteara la dieta de no comer animales. ¿Y para beber? Margarita de frutas, no te lo pierdas. Definitivamente el Rucho es el bar donde disfrutar de un buen partido sin quitarte tus tirantes, taparte los calcetines con la cara de tu gatito ni dejar de hacer unas 67 fotos-bodegón a tu cena.

Chuletón de 1kg, ¿te atreves a entrar en la Taberna Orhi?

En Donostia quizá te gastas algún eurillo más, pero te aseguramos que merece la pena. En la parte antigua de la ciudad, al lado de La Concha -zona suficientemente hipster para ti, ¿verdad?- está la Taberna Orhi. La de los jamones colgados encima de la barra, sí, sí. Te ha cautivado con solo entrar por la puerta, lo sabemos.

Esa pared con las botellas verdes iluminadas por detrás enmarcando una montaña -¿cuál será?-, las pizarras rozando el techo pero escritas a mano y la iluminación blanca de la barra combinados con las mesas de bar de toda la vida con sillas de todo la vida y el suelo de toda la vida le dan el aire exacto que estabas buscando.

Además, y ahí va lo bueno, sirven un menú chuletón. O sea, un chuletón de quilo para cenar. Con tortilla de bacalao, por si no tienes suficiente. No te asustes, es para dos personas. O no… cada uno sabe cuánto chuletón puede comer, nosotros no estamos aquí para juzgar. Lo importante es que el ambiente es el ideal para gritar goles como si no hubiera mañana, no pasa nada, todos a tu alrededor lo harán.

Y si no te atreves con el quilo de chuletón, no te preocupes, como buena taberna vasca te servirán pintxos calientes y fríos -si es temporada, no te pierdas el de alcachofas y foie, ¡madre mía que delicia! ¿Todavía no te hemos convencido? Los arroces y las verduras también son de deshacerse en la boca. Y más si los acompañas de un buen vino. Donostia, fútbol, pintxos y chuletón de quilo, ¡el postureo se hace solo!

Es de moderno encontrar sitios como el Öhu Shisha de Granada

No le diremos a nadie que te lo hemos descubierto nosotros, no te preocupes, puedes atribuirte todo el mérito. El Öhu Shisha es de estos sitos distintos, especiales, con precios que no te lo crees y encanto en cada rincón. Es de estos sitios que siempre andas buscando. ¡Y además puedes ver el fútbol! -aunque nunca te lo esperarías.

Es la hora del batido, hermano, y no te quieres perder lo que te encontrarás aquí. Nata, chocolate, frutas… júntalo todo y acompáñalo con una crepe o un gofre y merienda a lo grande.

¿Se te ha hecho tarde? Tranquilo, también puedes tomarte un refrescante mojito, y puedes elegir entre varios sabores. Es verdad que si te molesta el humo, quizá no es tu sitio, pero a ¿quién queremos engañar? Las fotos, con humo, le darán a tu Instagram ese look que quieres que tenga. Prueba en blanco y negro. Incluso puede que logres engañar a alguien y se crea que estás de viaje a Marruecos. Pero oye, estás en Granada, y una de las mejores cosas de esta ciudad es -lo has adivinado- el ambiente al ver el fútbol.

Te lo hemos dicho, te tenemos cubierto. De norte a sur, querido hipster, hay un sitio donde ver el fútbol para ti. Y es que lo importante es encontrar los sitios donde hay partido.