Futbar blog

Animar a la Real desde muy cerca

Si eres seguidor de la Real Sociedad seguro que conoces bien el barrio de Amara. Allí se encuentra el renovado estadio del club donostiarra, que desde la temporada 2019-2020 luce impresionante en un año en el que además el cuadro vasco se ha convertido en la gran revelación de La Liga.

No todos los aficionados tienen la suerte de tener entradas para los partidos de su equipo. Si es tu caso y te encuentras en San Sebastián, no te preocupes. En esta zona hay un gran ambiente txuri-urdin y muchos puntos donde disfrutar del partido con una buena cerveza fría y un bocadillo.

Hoy presentamos dos bares muy especiales, situados apenas a unos minutos a pie del Reale Arena y decorados con muchos motivos de la Real Sociedad. Eso sí, más te vale llegar con hambre porque si en alguna ciudad merece la pena picar algo mientras ves el fútbol esa es sin duda Donostia.

Basotxo

El bar Basotxo está situado en la calle Balleneros, que ‘desemboca’ en plena puerta 9 del estadio Reale Arena de la Real Sociedad. Es fácil localizarlo en días de partido porque muchos aficionados se agolpan en la puerta tomando el último ‘pote’ antes del pitido inicial. Además desde fuera se puede ver una gran bandera realista acompañando el nombre de este bar, convertido en los últimos años en uno de los preferidos de los seguidores txuri-urdin.

Sin ir más lejos, en el derbi vasco entre la Real y el Athletic Club de esta temporada se llegaron a vender cerca de 600 bocadillos, la especialidad de la casa. “El tema del fútbol es muy importante para nosotros. Y además lo hemos sabido potenciar con los bocatas, sobre todo los de tortilla y los de lomo”, destaca Iñaki Pérez mientras coloca la bandera azul y blanca en la puerta del local.

Aunque lo más vendido en días de partido son los bocadillos, la barra de pintxos del Basotxo llama rápido la atención. Junto a otra bandera realista lucen muy apetecibles varias tortillas de patata, diferentes tipos de sándwiches, croquetas o platos de morcilla. Por no hablar de otra de las joyas de este establecimiento: los torreznos.

No hay duda de que aquí el fútbol se disfruta comiendo. De hecho, el Basotxo modifica su oferta cuando hay partido y pone a disposición del cliente la denominada ‘carta del fútbol’, en la que destacan las raciones para compartir como las patatas bravas o las verduras en tempura.

Café-Bar Donosti

Basta con caminar un par de minutos desde el estadio de la Real para llegar a la plaza Irún, donde está el Café-Bar Donosti, otro de los bares de referencia para los aficionados realistas. ¿Por qué? La razón es poderosa. En este pequeño local se ofrecen bocadillos recién hechos y al gusto del cliente. Y como no puede ser de otra manera, el que más se vende es el de una de las tortillas caseras más conocidas de la zona.

Además de esa jugosa tortilla, su otro gran atractivo es el fútbol. Este establecimiento cuenta con dos televisores, lo que permite a todos los clientes poder disfrutar de los partidos sin problemas. Los que tienen más suerte lo pueden ver sentados junto a varias fotografías icónicas de la Real, como la de la formación inicial del equipo campeón de Liga en 1982 o la histórica instantánea de Iribar y Kortabarria portando la ikurriña antes de un derbi entre Real y Athletic en 1976.

El resto de clientes lo pueden ver en la otra televisión, colocada junto a varios trofeos ganados por el propietario, Juanjo Moreno, y su grupo de amigos hace unos años. No es mala idea disfrutar de los partidos junto a la barra, donde cada cierto tiempo van saliendo pintxos calientes para disfrute de los clientes. Si visitas el Bar Donosti aprovecha para probar la gota de ajoarriero, uno de sus mejores delicatesen y siempre una apuesta segura.