Futbar blog

Cuando el Valencia juega en casa

Si hay algo que puede superar la experiencia de ver un partido rodeado de auténticos aficionados al fútbol, es que esos seguidores pertenezcan a tu mismo club. Sentirte arropado por los que simpatizan con tus mismos colores, puede conseguirse en Valencia acudiendo a uno de los muchos bares de la zona de las Facultades. Allí, a tan solo un paseo del estadio de Mestalla, podemos encontrar decenas de bares, los cuales cuando el equipo juega de local, se convierten en pequeños estadios.

La zona de las Facultades se halla repleta de bares y restaurantes donde los estudiantes congenian entre ellos al término de las clases. El fin de semana la afluencia de jóvenes a los locales de ocio aumenta, creando un gran ambiente, y cada cierto día se produce el curioso fenómeno de ríos de aficionados del Valencia desfilando hacia Mestalla para ver a su equipo, sorteando las enormes mesas de chavales que ocupan las aceras. Son jóvenes y no tan jóvenes, pues la atmósfera y la increíble oferta gastronómica de la zona atraen cada vez más a un público de todas las edades.

Repasamos a continuación dos locales de referencia donde acudir a ver los partidos del Valencia cuando el equipo juega como local.

Bar El castillo

Bar El Castillo

Poca gente que haya vivido una temporada en la capital del Turia, por trabajo o por estudios, no habrá oído hablar del que con los años y su buen hacer se ha convertido en el icono de la juventud valenciana.

Aunque el origen de su nombre es todo un misterio para los actuales propietarios, parece que la denominación de “El Castillo” se debe a la enorme capacidad de este local. Éste cuenta con hasta tres salas diferentes en varios niveles, interconectadas entre sí y cada cual con su pantalla, para poder seguir el partido sin perderte un solo detalle. Sumando las tres estancias puede aglutinar en día de partido a cerca de un centenar de personas, y vale la pena ir con tiempo para no quedarse sin silla.

El Castillo es, además de un referente, un superviviente. El bar cerró sus puertas durante un breve espacio de tiempo hace algunos años. La declaración de la zona como Z.A.S. (acústicamente saturada) limitó considerablemente el número de mesas y sillas que se podían colocar en la calle. Sin embargo, el Castillo nunca se había marchado, pues volvió hace unos años con más fuerza que nunca, recuperando su papel de punto de encuentro para jóvenes y manteniendo esa esencia que le había conducido al éxito.

Bar El Castillo

Atrás quedan aquellos años en los que cada jueves el local ofrecía durante tres horas la oferta de 3 quintos de cerveza por 1 euro. Esta oferta, alcanzable hoy en día solamente para grandes cadenas de restauración, se ha sustituido en día de partido por otras no menos apetecibles.

El local además ha ampliado su oferta culinaria. Y es que en El Castillo podemos encontrar en día de fútbol, tres jarras de cerveza o sangría más un plato de bravas por tan solo 5 euros. Una promoción increíble para una ciudad como Valencia y un emplazamiento como el de este local, desde cuya terraza se aprecia el graderío norte de Mestalla. Pero es que, si seguimos ojeando la oferta y nos centramos en el apartado de comidas, visualizamos hasta cuarenta tapas diferentes. El apartado de bocadillos no es menos asombroso, pues las referencias se acercan a las veinticinco. Hay para todos los gustos.

El ambiente de fútbol, apreciable desde la parte alta del local como un mar de bufandas y camisetas del Valencia, sumado a la enorme variedad que su carta ofrece y sus precios más que competitivos, hacen que El Castillo se convierta en una de las principales opciones para ver el Valencia rodeado de hinchas ches cuando el equipo juega en Mestalla.

Taberna Jaikibel

Taberna Jaizkibel

A menos de 500 metros de Mestalla, a la espalda de la Facultad de Educación Física, se encuentra la Taberna Jaizkibel. Desde fuera se advierte un aire distinto al de los bares de alrededor. Su fachada oscura, con partes de madera, esconde en el interior un espacio acogedor donde pasar un buen rato de fútbol con amigos.

La Taberna, como la conocen sus clientes más asiduos, se ha modernizado en los últimos años, enfocando su oferta a un público más joven con una amplia variedad de tapas. Pero si por algo destaca este local es por su enorme abanico de posibilidades a la hora de escoger una cerveza. Más de cuarenta marcas distintas pueblan sus neveras. Desde marcas clásicas a nivel nacional hasta cervezas internacionales, desconocidas, aunque cada vez menos, para legos en cerveza. Difícil elección, bendito problema.

Si la temporada de LaLiga tiene 38 partidos, podemos pedir una cerveza distinta en cada uno de ellos. Pero no solo tendremos la excusa de la bebida para acudir a disfrutar de un partido en La Taberna, pues los bocadillos son famosos en toda la zona. Uno tan sencillo de sobrasada, queso fundido y cebolla caramelizada para degustar entre gol y gol, es el rey de esta casa. Como el partido dura mucho, para abrir boca sus jóvenes camareros nos recomendarán, sin engañarnos, unas bravas, unos calamares o unas puntillas.

Variedad de cervezas

La Taberna Jaizkibel congrega cada día de partido a un buen puñado de forofos. Por la zona en la que se encuentra, la mayor parte de ellos anima al Valencia, pero ser de otro equipo no es óbice para sentirse cómodo en este local que, en poco tiempo, se ha convertido en uno de los lugares favoritos de quien le gusta vivir un encuentro en buena compañía.  Sin duda, el parque que tiene a su parte lateral, con su terraza al sol en estos días fríos, son un complemento (por si hacían falta más), para acudir a animar a tu equipo.

Y si después del partido tienes ganas de más, no hace falta que te muevas del local, pues allí se sirven combinados de todas las maneras. Así que, con 15 euros en la cartera, uno puede acercarse a La Taberna e hincharse a comer unas bacon cheese fries, unos montaditos y hasta seis tercios de cerveza. ¿Qué excusa se puede poner para perderte un partido en La Taberna Jaizkibel?