Futbar blog

Fútbol de pura cepa en pleno “moderneo”

Malasaña es uno de los barrios más alternativos de Madrid desde hace años. Con el bohemio como principal referente, en sus calles también se percibe lo más excéntrico de Madrid. En semejante paraíso urbano, conviven los mercadillos de la calle, la buena música y la cultura. Pero el fútbol no se queda atrás.

En pleno escenario de modernos y vertientes de toda índole estrafalaria, el fútbol sigue ocupando su espacio de relevancia. Porque, ¿cómo no iba a ocurrir esto en el centro de Madrid? Quizá no resalta como las tiendas de segunda mano y los locales de comida ecológica; quizá no lo necesite. Porque sobrevive y concentra a un buen grupo de parroquianos cada jornada sin hacer alardes. De aquí y de allí, juntos brindan por el buen fútbol, cada uno adaptado a su modelo propio.

Cervecería La Divina: un referente de Malasaña

Es uno de los bares con más solera del barrio. Se nota en cada uno de sus rincones, que brotan semejantes a los de una taberna del pasado, pero sin desdeñar los adelantos que le permiten disfrutar del fútbol en los bares a través de LaLiga TV Bar. Cuenta con dos barras, ni más ni menos, cada una con sus propios recuerdos de los locales de antes; un espacio para vivir el fútbol con unas buenas raciones y la zona del bar. Esta se encuentra dividida en dos partes por formidables arcos que combinan la belleza de la arquitectura andaluza con el recuerdo de las columnas griegas. Una bella locura que incluye objetos-reliquias y recuerdos del Madrid de Di Stefano.

En sus entrañas se concentran sus clientes habituales, que viven el fútbol como se hacía antes: gritos de emoción y cervezas a partes iguales. También se reúnen nuevos aficionados cada jornada, motivados por el carácter céntrico de su ubicación y por las leyendas que le colocan como un talismán para un buen partido. Y aunque los encuentros de Madrid, Barça y Atleti nunca fallan, el camarero proclama que el bar se ha convertido en un fortín de la Real Sociedad. Y lo dice con orgullo a pesar de su madridismo; con la temporada que llevan, no es para menos.

Muerde Madrid: especialidades para hincar el diente en pleno partido

Uno de los locales más cool de Malasaña es este bar cercano a Tribunal. La elegancia es una de sus grandes bazas, transmitida en su fina decoración retro, su impecable barra y la magnífica pantalla que corona el local. Su clientela destila clase, buen gusto y amor por el fútbol sofisticado, alejado de aficionados bufanderos.

Se llena sobre todo en las citas de fin de semana, aunque siempre acuden lugareños y turistas que buscan una buena comida o cena. Porque su carta es variada y guarda pequeños tesoros de muchos quilates. Todos sus productos se componen de pequeñas raciones a precios asequibles, desde los entrantes hasta los platos principales. Y se cuenta que su coulant de chocolate es una obra de arte.

Ay, candela: contemporáneo y futbolero

Para asegurarse el partido de la jornada, en Ay, candela siempre es posible. Pulcro, con estilo retro bien cuidado, destaca por la combinación de la madera con paredes azules, cuadros curiosos, luz tenue y hasta una pantalla para mostrar publicidad. En el corazón de Malasaña (calle Velarde), cuenta con la esencia moderna de su barrio, pero incluye un toque de sofisticación que combina con el buen talante de sus dueños argentinos.

Está repleto de jóvenes que se aglomeran en pequeños grupos: algunos no hacen caso a la pantalla, pero la mayoría se quedan embobados mirando las dos grandes televisiones que dan vida al local en tardes y noches de partido. Mientras el balón echa a rodar y Luka Modric hace de las suyas, es fácil que te caiga una tapa de bravas muy especiales recién salidas de la cocina. Junto con tu consumación, no necesitas más para abrir el apetito y pasar a la cena.

Triskel tavern: buena cerveza y el Liverpool por bandera

Esta taberna británica se sale del prototipo de bar español, como es lógico. Pero lo mejor de todo es que se ha dejado influir muy poco por nuestra hostelería, y en este caso es muy buena señal. ¿Por qué? Sus camareros son nativos, así como la mayor parte de su clientela, motivando la sensación de sentirse fuera, cambiar de ambiente y descubrir nuevas pasiones deportivas. ¿Te imaginas vivir un partido rodeado de forofos británicos?

En Triskel se emiten todos los partidos gracias a LaLigaTV Bar, pero se viste de gala sobre todo en las grandes citas futboleras. Sin embargo, es en Champions cuando de verdad se huele el ambiente del estadio, más aún teniendo en cuenta el equipo fetiche del lugar: ¡el Liverpool! Con una de las mejores aficiones del mundo, la hinchada del equipo británico tiene su réplica en Madrid gracias a este pub malasañero. Y, además del deporte rey, en este local corre la cerveza con fuerza en las citas de rugby, sobre todo durante el VI Naciones, por si apetece mirar con un ojo los pases medidos de Kroos y con otro los pateos de Greig Laidlaw.