Futbar blog

Vivir un derbi en Bilbao

Un derbi desata pasiones en ambos bandos y todos quieren vibrar desde el estadio, el salón de casa o en un bar repleto de aficionados. En el País Vasco el clásico por excelencia es el enfrentamiento entre la Real Sociedad y el Athletic Club, que un año más se miden con objetivos europeos.

Si no puedes viajar para animar a tu equipo, hay muy buenas opciones para vivir el encuentro acompañado de los tuyos, con una cerveza bien fría en la mano y rodeado de pasión. Hoy les presentamos dos lugares de encuentro para aficionados rojiblancos en dos puntos neurálgicos del corazón de Bilbao: El Ensanche y Pozas.

Ein Prosit

Situado apenas a unos metros del Palacio Ibaigane (la casa y las oficinas oficiales del Athletic Club) se encuentra Ein Prosit. El nombre no suena muy vasco, y efectivamente no lo es. Significa ‘saludos’ en alemán, el idioma nativo de los dueños de este histórico recinto bilbaíno que presume de ofrecer lo mejor de Alemania, su comida y cerveza; y lo mejor de Bilbao: El Athletic.

Una combinación que le ha convertido en uno de los lugares de culto para vivir los partidos del club rojiblanco. Sus paredes de madera demuestran el amor por el fútbol, adornadas con decenas de banderas, banderines, camisetas y bufandas rojiblancas y también de clubes germanos como el Bayern de Múnich o el Unión Berlín. Si nos fijamos incluso hay algún guiño al club vecino, la Real Sociedad.

“Para nosotros el fútbol lo es todo. En Mundiales y Eurocopas vienen alemanes de muchas partes de España, pero en el día a día es LaLiga y el Athletic lo que llena el bar”, cuenta Alfredo Thate, dueño de esta cervecería.

Thate es un apellido respetado en esta zona de Bilbao, ya que la familia regenta una charcutería germana en la misma Plaza del Ensanche desde hace más de 90 años y brinda codillos, salchichas y otras especialidades desde más de 20 años en el Ein Prosit. Así que ya lo sabes, si quieres disfrutar del derbi vasco degustando buena comida este lugar es una apuesta ganadora.

Zuloa

Damos un paseo desde la zona del Ensanche hasta el epicentro del sentimiento rojiblanco. Todo aficionado al fútbol debe visitar alguna vez la conocida calle Pozas, que dirige hasta el mismo estadio de San Mamés y en la que se concentran los aficionados bilbaínos antes de cada partido. Ya sea en un duelo como local o de visitante, miles de seguidores abarrotan esta larga vía repleta de bares con una relación directa con LaLiga.

Entre todos destaca el pequeño bar Zuloa, porque su tamaño es inversamente proporcional a su fama. Basta con pasar por su estrecha puerta para sentir que estás en un recinto futbolero. Una impresionante foto del arco del antiguo San Mamés, un camiseta firmada por la plantilla del Athletic, un mural con un collage de fotos y una bufanda colgada en la parte posterior de la barra de pintxos dan muestras del amor del propietario, Txema Sola, por el club bilbaíno.

Él se ha encargado de dar forma al bar, convertido en punto de encuentro para los aficionados de los leones en esta concurrida zona, justo en el cruce entre las calles Pozas y Doctor Areilza. “Imagínate lo que es el Athletic para nosotros, si el Athletic está bien nosotros estamos bien porque viene muchísima gente a ver los partidos”, reconoce Txema, quien desvela que la tortilla de patatas y la cerveza son los favoritos de sus clientes.

En Zuloa el partido se vive de pie. Apoyado en la barra si tienes suerte, acompañado de otros muchos aficionados que vibran como si estuviesen en el mismo campo animando a sus ídolos. Aquí no se busca comodidad, sino pasión. Y la pasión en los derbis es lo más importante.